¿Cómo te puede ayudar el ajo a controlar la presión arterial?

En el blog de hoy te damos algunos consejos de cómo puedes usar el ajo de forma natural para tratar la hipertensión. 

1. Zumo de limón, cebolla y ajo

Pon en un recipiente una cebolla pequeña previamente troceada, siete dientes de ajo pelados y el zumo de un limón. Agrega agua hasta cubrir los ingredientes y déjalo toda la noche en reposo. Por la mañana, cuela el contenido del recipiente y bébete el líquido resultante en ayunas, durante 9 días, descansando por lo menos una semana si quieres volver a iniciarlo.

2. Sal de ajo

Usa el ajo en polvo para tus alimentos. Sofríe el ajo con aceite de coco hasta que se dore, guárdalo en un tarro y usa el rallador para añadirlo a tus alimentos.

3. Zumo con ajo

Con un diente de ajo, zanahorias, un poco de jengibre, una manzana y un poco de perejil conseguirás un zumo que te ayudará a reducir la presión arterial.

4. Ajo en ayunas

Con dos curacharaditas de ajo finamente picado será más que suficiente cada mañana.

5. Té de ajo

El té de ajo es excelente como remedio para la hipertensión, reúne en una bebida caliente los beneficios del ajo y otros ingredientes que se potencian unos a otros. Necesitarás: agua hervida, ajo, una cucharadita de jengibre y zumo de limón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies