Descubre más sobre el ajo negro

Como ya os hemos comentado en alguna entrada del blog, el ajo negro es una alimento que lleva en boga desde hace varios años cuando conocimos de su existencia. Hoy queremos hablaros un poco más sobre este singular alimento.

El ajo negro tiene su procedencia en Japón, pues es allí donde comenzaron a someter a este alimento a la fermentación natural. Poco a poco, debido a la misma, el diente va tomando una tonalidad más oscura, hasta llegar a ser completamente negro.

A primera vista, lo que más los diferencia de los ajos comunes, es su aspecto exterior más tostado y seco. Cuando cortamos la cabeza de los ajos, aparecen los dientes negros, los cuales son extremadamente tiernos y blandos. Cuentan con un olor y un sabor mucho más delicado que los normales, por lo que son perfectos para aquellas personas que tienen un poco de reticencia a su fuerte olor y sabor. Incluso podríamos decir que, debido a los suaves toques balsámicos que recuerdan al regaliz, puede consumirse directamente enteros.

La textura blanda que hemos comentado los hace muy apropiados para cremas y untables, pudiendo incluso untarse el propio ajo sobre una tostada de pan y consumirse sin nada más, aunque también combina muy bien con carnes, verduras, quesos y pescados.

El ajo negro hace que nuestras posibilidades culinarias sean ilimitadas, y es cuestión de encontrar la forma en que más nos gusta consumirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies