Las propiedades terapéuticas del ajo

Las propiedades terapéuticas del ajo son más que conocidas: diurético, depurativo, antiséptico y antibacteriano, etc. Por algunas de las propiedades del ajo, conviene incorporarlo a la dieta diaria, si no lo hemos hecho aún.

El ajo ha sido utilizado desde tiempos inmemoriales de forma medicinal. Hoy en día se sabe que el ajo fue contribuye a la reducción de colesterol sérico total (CT) y triglicéridos (TG). El ajo en polvo y el extracto de ajo envejecido ayudan a reducir los niveles séricos de CT y el aceite de ajo los niveles séricos de TG. Una reducción del colesterol contribuye directamente a una disminución de la presión arterial, así como reduce el endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis).

También se ha demostrado que el consumo de ajo crudo, tiene una correlación negativa con el riesgo de padecer cáncer de pulmón. Y se ha encontrado que algunos compuestos del ajo pueden contribuir a destruir glioblastomas, células tumorales de un tipo de cáncer cerebral, así como la toxicidad por metales pesados.

El ajo además contiene antioxidantes que protegen contra el daño celular y el envejecimiento ocasionado por los radicales libres, añadiendo más propiedades terapéuticas a este preciado alimento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la ingestión de un diente de ajo aproximadamente como medida para la promoción de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies