Los colores del ajo (I)

Los ajos se pueden diferenciar por distintas características. Según su cuello, su forma o su color. La gama de colores de los alimentos nos aportan mucha información con respecto a sus propiedades y su sabor. A continuación, profundizaremos sobre los ajos con una intensidad de sabor más suave.

BLANCO

Los alimentos de color blanco son ricos en potasio, mejorando la circulación y la presión arterial. Además, son antibióticos naturales,fomentando el sistema inmunitario. El blanco es el color de ajo más común y el más utilizado en la cocina. Este tipo de ajos tiene un cabezal con más dientes que en otros, siendo incluso más carnosos.  Se caracteriza por tener un sabor más suave y una mejor conservación.

MORADO

Los ajos morados tienen el sabor más suave de todos. Su maduración se produce antes que los blancos y se conservan durante menos tiempo. Es ideal para aquellos que no toleren sabores tan intensos y se puede preparar tanto crudo como frito.

CASTAÑO

Aunque su intensidad también es más suave, puede presentar cierto sabor picante. Los dientes suelen ser de tamaña más grande, unos 5 o 6 de cantidad, con un tono castaño en su interior.


NEGRO

El ajo negro se consigue a través de la fermentación del ajo blanco, proceso que le añade aún más beneficios al alimento.  Durante esta fermentación que dura alrededor de un mes, adquiere el color oscuro, a la par que una textura más suave y un sabor único. Se podría decir que su valor se ve mejorado con el paso del tiempo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies