¿Por qué nos hace llorar la cebolla?

En las publicaciones anteriores os hemos ido hablando sobre algunas de las características que tenían los ajos y las cebollas, así como sus importantes beneficios para la salud; en el post de hoy queremos contaros uno de los hechos más sorprendentes que suele suceder en las cocinas de todos los lugares del mundo. ¿Quién no se ha puesto a picar una cebolla y no le han llorado los ojos? Pues hoy en nuestro blog queremos desvelaros el por qué de esta situación.

Lo primero que tenemos que decir es que las cebollas son vegetales que pertenecen a la familia de plantas Genus Allium y son plantadas y recogidas directamente de la tierra, este hecho es el que puede explicarnos el por qué de esta reacción ocular, ya que los miembros de esta familia absorben azufre del suelo que y al cortar la cebolla, cortamos también sus células haciendo que suban hacia nuestros ojos en forma de gas de azufre natural. Este gas hace contacto con el agua natural del ojo y se forman pequeñísimas cantidades de ácido sulfúrico.

Al surgir este ácido, es cuando el propio ojo reacciona y forma una lágrima natural que funciona como protección para eliminar este gas.

Si este post os ha gustado y os ha parecido interesante, no dejéis de visitarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies