¿Por qué se ahuyenta a los vampiros con ajos?

Si sois fanáticos de las películas de terror, os habréis fijado que en ellas los vampiros son siempre repelidos por los ajos. ¿A qué es debido este hecho? ¿Qué tienen los vampiros contra este sano alimento? Si no lo sabéis, el vampiro más famoso de la historia, Drácula, es una novela de Bram Stoker publicada en 1897, y está inspirada en Vlad Tepes, un singular príncipe de Valaquia que vivió en el siglo XV.

Según la misma novela, el famoso vampiro padecía una enfermedad llamada ‘porfiria eritropoyética’ la cual se caracteriza, entre otras cosas, por retraer las encías, causar fotosensibilidad (fotofobia), anemia y en la que la ingesta o contacto con el aroma que desprende un ajo puede agravarla. De ahí la leyenda de que el ajo espanta a los vampiros.

Esta novela, sin duda, sentó las bases para que todos los vampiros de la historia del cine de terror tengan las parecidas características y hagan lo mismo (aunque no padezcan porfiria):

·Sensibilidad a la luz solar, debido a la fotofobia.

·Necesidad de sangre para sobrevivir a causa de la anemia, ya que los enfermos de porfiria eritropoyética debían recibir transfusiones de sangre y cuando ésta aún no existía era ingerida oralmente.

·Crecimiento de los colmillos por las encías retraídas que dejaban al descubierto mayor parte de la dentadura.

·Temor por los ajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies