Trucos con ajos

En la entrada de hoy queremos dejaros unos cuantos trucos y consejos con un elemento básico de nuestra alimentación: el ajo. Este alimento, que seguro todos tenéis en vuestras cocinas, es una joya gastronómica que realza el sabor de nuestros platos; sin embargo, tiene unas características un tanto especiales, como su olor o su digestión, a veces pesada.

Para paliar varios de los problemas que tienen ciertas personas al comer ajos, os dejamos algunos trucos que os ayudarán en el día a día con ellos:

·Para pelar un ajo, lo mejor es apoyarlos sobre una tabla y golpear por la parte plana del cuchillo

·Cuando peles los ajos, no tires la cáscara, puede servirte para adornar ciertos platos y están buenísimas

·Para evitar que el ajo amargue, no lo cocines a fuego vivo, pues además, se quema con facilidad

·Si este alimento te repite, tendrás que conformarte con su aroma y un sabor muy suave utilizando los dientes sin pelar mientras cueces y con cuidado de retirarlos cuando acabe, antes de servir los platos.

Hasta aquí esta entrada con algunos trucos que podéis poner en práctica cuando cocinéis con este alimento. Haremos otra entrada con algunos consejos para suavizar su sabor y evitar que nos repita después de nuestras comidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies